Somos muchos los arquitectos que entendemos el actual momento de crisis y la inminente disposición de la Nueva Sede, como una oportunidad excelente para plantear un nuevo COAM.

 

Hasta ahora, la existencia del COAM y su sostenimiento económico ha dependido del visado de nuestros proyectos. La Ley Ómnibus y el Proyecto de Real Decreto sobre
Obligaciones de Visado, ya lo ha limitado, en nuestro caso, a los Proyectos de
Ejecución y Direcciones de Obra de Edificación de promoción privada, en el caso
de otros muchos colegios profesionales directamente lo ha suprimido.


Podemos sentirnos afortunados, pero no nos engañemos: no es más que una prorroga a una muerte anunciada.


Por otra parte, la crisis está sirviendo de ensayo general para un Colegio sin ingresos por visado, el resultado es un déficit escandaloso y en aumento, con las consiguientes derramas para los colegiados, las que han llegado y las
que llegarán.

 

La actual Junta de Gobierno promovió unos Grupos de Trabajo con el fin de estudiar la Refundación del COAM, actualmente paralizados y sin conclusión alguna.


Paralelamente, la Asociación de Jóvenes Arquitectos y su Grupo de Representantes, AJAM2009, que también participó activamente en esos grupos de trabajo, ha llegado a unas conclusiones fundamentales en las que
entendemos deberá basarse el futuro COAM.


Para entender la esencia del Colegio y que los árboles no nos impidan ver el bosque, hemos realizado un ejercicio de abstracción y distanciamiento de las actuales estructuras y sistemas de
gestión del COAM, con el fin de
construir un COAM IDEAL
, entendido como una institución al servicio de la sociedad y de TODOS los
arquitectos
.


 


En consecuencia, las dos preguntas básicas que nos debemos hacer son:

 

¿Qué espera la sociedad del COAM?


La respuesta la tenemos en la Ley 2/1974 de Colegios Profesionales y en las modificaciones que el Art.5 de la Ley Ómnibus introduce.

 

Quedan establecidos claramente unos deberes de representación, ordenamiento y defensa de la profesión y obliga al establecimiento de unos servicios para la sociedad y para los arquitectos, entre los que están: la colaboración con las administraciones
públicas, la ventanilla única o el visado de nuestros trabajos profesionales ya
notablemente limitado.

 

¿Qué esperamos los arquitectos del COAM?


La respuesta  la encontrados por consulta directa a los propios arquitectos y cuya conclusión se puede resumir en el deseo de un Colegio
al servicio de los colegiados, que nos represente, defienda y promocione y que
sea capaz de ofrecer unos servicios de interés con la mejor relación calidad
precio posible,
en definitiva, que
sea un instrumento para la mejora de nuestra competitividad.

 

Y para todos los arquitectos no solo, como ha sido tradicionalmente, para aquellos arquitectos que visan proyectos y direcciones de obra. Un colegio que
represente y ayude a los arquitectos funcionarios, profesores universitarios y
no universitarios, trabajadores por cuenta ajena, estudiantes de arquitectura,
jefes de obra, Project managers, urbanistas, calculistas, fotógrafos,
infografistas, promotores, diseñadores de interiores, etc. En general, todas las actividades relacionadas con la
arquitectura
para las que los arquitectos estamos legal y técnicamente capacitados.



Como consecuencia de estas funciones que la sociedad y los arquitectos demandamos, surgen tres pilares como estructura básica para el futuro COAM. 

 


 


REPRESENTACIÓN ORDENAMIENTO Y DEFENSA DE LA PROFESIÓN


Es la columna principal que da respuesta a las exigencias de la Ley de Colegios Profesionales y cuyo valor real dependerá del numero de arquitectos colegiados, ahí y solo ahí residirá su capacidad de representar al conjunto
de la profesión.


El sostenimiento económico de este pilar dependerá de las cuotas colegiales. Cuanto menor sea la cuota, mayor facilidad para atraer nuevos colegiados. En consecuencia, su
estructura (Nº de empleados y espacio que ocupa) deberá ser el mínimo
imprescindible con el fin de mantener una cuota mínima y ser capaz de soportar
los envites del mercado y las nuevas leyes de liberalización económica que
puedan surgir.

 

LA PROMOCIÓN DE LA ARQUITECTURA Y DEL ARQUITECTO


No surge de la exigencia de las leyes sino de la demanda de los propios arquitectos que entienden que el Colegio, por su capacidad de representación, es un medio
potentísimo para promocionar la Arquitectura dentro de la sociedad
y que
esta promoción se traduce a la postre en un entendimiento y mayor demanda de los servicios que los arquitectos

podemos ofrecer.

 

Parece razonable que esta función recaiga en la Fundación Arquitectura COAM, institución que requiere también de un replanteamiento profundo.

 

Actualmente, elFUCOAM es una institución endogámica. Las exposiciones, los cursos, los eventos, son de arquitectos para arquitectos,
su sostenimiento económico depende directamente de los colegiados.

 

 Es urgente que la Fundación se abra a la sociedad, para que su principal función de promoción de la Arquitectura pueda ser recibida por esta.  Debe estar
presente en todos los acontecimientos sociales, artísticos, culturales, y económicos
que afecten a la arquitectura y en consecuencia a los arquitectos.

 

Su Patronato debe abrirse a miembros de la sociedad que por su capacidad de mecenazgo o de representación en determinados sectores culturales o económicos sean de interés
para la promoción de la arquitectura
y en consecuencia de
nuestro ejercicio profesional.

 

Su financiación debe ser independiente del COAM  y debe provenir de la gestión de su propio patrimonio, del mecenazgo, de la correcta gestión de subvenciones publicas o primadas
y de los medios que los organismo públicos y privados están dispuestos a
ofrecer gratuitamente a favor de la promoción de un bien tan atractivo como la
Arquitectura.



SERVICIOS


Como tercer pilar y como exigencia en parte de la sociedad  (visado, ventanilla única…) y en parte por demanda de los arquitectos.

 

Entendemos que la masa social, de 11.000 arquitectos colegiados y ¿20.000 no colegiados?, con alta calificación técnica y con capacidad prescriptora, y la disponibilidad de
espacio en la Nueva Sede (12.000 m2),
son un medio extraordinario para ofrecer
unas prestaciones muy ventajosas en calidad y precio para todos los colegiados

(seguros, cursos, eventos, materiales, asesorías, espacios de trabajo, gestión
de licencias, sellos de calidad…).

 

Entendemos que el motivo por el que este potencial no ha sido explotado es, en parte, el no haber utilizado el interés privado a favor de una buena gestión, inteligente y rentable.

 

La externalización y profesionalización de la gestión de estos servicios es fundamental. Cada uno debe entenderse como autosuficiente, si alguno de los servicios desarrollados resultara deficitario, deberá replantearse su gestión y si aún
así no se corrigiera, debería ser suprimirlo si no fuera de interés para los
colegiados.

 

Cada servicio es un miembro de un cuerpo que los utiliza, pero cuya amputación no puede poner en riesgo la supervivencia del organismo.

 

En ese sentido, el visado debe considerarse como un servicio más, actualmente de indudable importancia, pero cuyo futuro, gracias
a la potenciación y desarrollo de nuevos servicios debe ir cediendo
protagonismo, pudiendo llegar el caso, por obligación legal, de poder
prescindir de él sin que esto suponga riesgo para la continuidad del COAM.

 

 

No queremos un nuevo COAM con visión reduccionista, simplista y elitista, club privado de unos pocos arquitectos “elegidos”, con ínfulas de
representación de todo el colectivo, alejados de la realidad cotidiana del
arquitecto, de sus necesidades reales en un mundo profesional cada vez más exigente
y competitivo.

 

El nuevo Colegio debe ser DE TODOS Y PARA TODOS, queremos un Colegio al servicio de las diferentes formas de ejercer la profesión, gestionado por profesionales con criterios empresariales
que sepan aprovechar el potencial representativo del COAM para el interés común
del colectivo de los arquitectos.

 

Los principios de este Manifiesto son de perfecta aplicación  al resto de Colegios y al Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España.



Carlos Hdez-Carrillo Lozano
Col COAM 12815
Representante AJAM2009

Javier Alonso Madrid
Col COAM 14171
Representante AJAM 2009

Antonio Ramos-Yzquierdo Esteban
Col COAM 12668
Representante AJAM 2009

Raquel Jiménez Tomé
Col COAM 13414
Representante AJAM 2009

Juan Manuel Herranz Molina
Col COAM 13196
Representante AJAM 2009

Jose Miguel Macanás López
Col COAM 16305
Representante AJAM 2009

Sergio Cosme Antón Rubio
Col COAM 15729
Representante AJAM 2009

Celia Juárez Fernández
Col COAM 13806
Representante AJAM 2009

Diego Carreño Vicente
Col COAM 13467
Representante AJAM 2009


 

 

 

 

 

Visitas: 456

Archivos adjuntos

Llévalo contigo:

[cA] (aA) Tu Web

VENTAJAS COLECTIVAS:

Insignia para tu Web:

Cargando…

© 2022   Creado por aA asociacion de Arquitectos. (Powered by Realego.es)   Potenciado por

Mi Emblema Personal  |  Informar sobre un problema  |  Términos de servicio

_____________________________________________________________________________________________ \ua!-- End NBar Navigat Link --> \ua!-- Add Scroll Mess to NBar --> \ua!--\ud\ud--> ___________________________________________________________________________________________ \ua!-- Cambia suger, ver adv CSS y desactiv www.colectivosarquitectura.com/main/feature/edit --> \uascript type="text/javascript" src="http://apis.google.com/js/plusone.js"> \uadiv id="social_buttons" style="display:none;"> \ua\ua\ua \ua\ua\uaShare on Tumblr\ua\ua/div> \uascript type="text/javascript">if (typeof(x$) != 'undefined') { x$("p.small.dy-clear.view-count-container").after('
'); var inject_buttonscode = document.getElementById('social_buttons'); var buttonscode = document.getElementById('buttons'); buttonscode.innerHTML = inject_buttonscode.innerHTML; } \uascript type="text/javascript" src="https://ajax.googleapis.com/ajax/libs/jquery/1.7.2/jquery.js"> \uascript>\ud$('ul.actionlinks').append('
Informar al administrador
');\ud$('.postbody').append('
Informar al administrador
');\ud$('.description').append('